Climatización en Bares y Restaurantes: introducción. Parte 1. | Innotec
CLIMATIZACIÓN ENFOCADA AL BIENESTAR INTEGRAL

Climatización en Bares y Restaurantes: introducción. Parte 1.

La climatización en bares y restaurantes es un aspecto crucial para garantizar el confort de los clientes y el personal, así como para mantener la eficiencia energética del establecimiento. Este artículo es el primero de lo que se configurará como una guía completa sobre la climatización en estos espacios, incluyendo la elección del sistema de aire acondicionado adecuado, la importancia del mantenimiento regular y las mejores prácticas para ahorrar energía.

Elección del Sistema de Aire Acondicionado

La elección del sistema de aire acondicionado adecuado para un bar o restaurante depende de varios factores, incluyendo el tamaño del local, la cantidad de calor generado por los dispositivos o maquinaria en el lugar, y el flujo de entrada y salida de clientes.

Para locales pequeños, se puede emplear un sistema de aire por conductos, que requiere la construcción de un falso techo y permite la distribución del aire hacia diferentes salas del restaurante. Otro sistema recomendable para locales pequeños es el «split cassette», que emite aire en todas las direcciones y cuenta con una unidad exterior que actúa como compresor.

Para locales de mayor tamaño, se recomienda un sistema «multisplit», que dse basa en la instalación de múltiples unidades interiores de emisión de aire conectadas a una única unidad exterior. También sería válido un sistema de “conductos” donde la unidad interior se encarga de impulsar el aire a través de una red de conductos.

Para los restaurantes de más de 200 m2, se recomienda usar un sistema VRV (volumen de refrigerante variable), que puede proporcionar simultáneamente refrigeración y calefacción en distintas zonas.

La climatización en bares y restaurantes es un aspecto crucial para garantizar el confort de los clientes y el personal, así como para mantener la eficiencia energética del establecimiento.

La mejora de la envolvente térmica puede incluir la instalación de aislamiento térmico en las paredes y techos, la sustitución de las ventanas por otras más eficientes y la mejora de la estanqueidad del edificio.

Importancia del Mantenimiento Regular

El mantenimiento regular de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado es esencial para garantizar su eficiencia energética y fiabilidad. El mantenimiento preventivo puede incluir la limpieza o sustitución de los filtros de aire, la limpieza de las baterías del evaporador y del condensador, la lubricación de piezas móviles, la calibración y ajuste de los termostatos, la inspección del sistema eléctrico, la comprobación de los niveles de refrigerante y las pruebas de rendimiento del sistema.

Un mantenimiento regular, realizado por profesionales cualificados, ayuda a prevenir problemas antes de que se agraven, mejora la eficiencia del sistema, reduce el consumo de energía y prolonga la vida útil del equipo.

    Climatización en Bares y Restaurantes: introducción. Parte 1.

    Mejora de la Eficiencia Energética

    Garantizar un mantenimiento regular del sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado ayuda a mantener un ambiente interior confortable y saludable, reduce el consumo de energía y fomenta la sostenibilidad medioambiental. Algunas prácticas para mejorar la eficiencia energética incluyen la inspección y sellado de conductos, la instalación de termostatos programables, la implementación de sistemas de zonificación, la actualización a equipos energéticamente eficientes, la utilización de controles de Climatización inteligentes y la integración de energías renovables.

    Mejora de la Calidad del Aire Interior

    El mantenimiento de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado también puede mejorar significativamente la calidad del aire interior. La limpieza o sustitución periódica de los filtros de aire garantiza que el aire que circula por el local permanezca limpio y libre de contaminantes. El uso de filtros de aire de alta eficiencia o la instalación de sistemas como luces germicidas Ultravioleta, pueden mejorar aún más la calidad del aire interior.

    Buenas Prácticas para Ahorrar Energía

    Además de invertir en la modernización de equipamientos, los trabajadores y responsables de los locales deben observar algunas buenas prácticas que también son determinantes para ahorrar energía. Estas incluyen aprovechar al máximo la iluminación natural, mantener limpias las luminarias, ajustar las temperaturas de los equipos de calefacción y aire acondicionado en función de la temperatura exterior y la ocupación del local, sustituir el aire acondicionado por ventilación natural cuando sea posible, ajustar la temperatura del agua caliente, racionalizar el consumo de agua caliente en cocinas y baños, comprobar el cierre y correcto sellado de los frigoríficos, congeladores y cámaras, y encender cocinas, hornos, parrillas, freidoras solo cuando sea necesario.

    Conclusión

    En resumen, la climatización en bares y restaurantes es un aspecto esencial que requiere una cuidadosa planificación y mantenimiento regular. Al elegir el sistema de aire acondicionado adecuado, realizar un mantenimiento regular y seguir buenas prácticas para ahorrar energía, los propietarios de bares y restaurantes pueden garantizar un ambiente confortable para los clientes y el personal, mejorar la eficiencia energética del establecimiento y contribuir a la protección del medio ambiente.

    En próximos artículos iremos desgranando los pormenores de las necesidades de climatización de este tipo de espacios.

    Sobre el autor

    Manuel Bernal (Socio Fundador)

    Manuel Bernal (Socio Fundador)

    Ingeniero Industrial
    MBA en CESTE

    Comparte en redes sociales

    No te puedes perder...